EnglishSpanish

Tuesday Tips – Edition 8

Download the tips in English here.
Descarga los consejos en español aquí.

The Value of Parental Involvement in Childhood Education

Children need a good education, so they can learn about the world and their place in it. As they grow, they’ll need important life skills, as well. The household culture they grow up in plays a significant role in the kinds of skills they learn, as well as the relationship building and family engagement they experience.

Life Skills Are Taught Mostly at Home

While there are plenty of things children learn as part of their formal education, life skills are mostly something they learn and practice at home. Trust, listening, empathy, and integrity come from the household culture they grow up with. That culture shapes their self-awareness, as well as the social and emotional intelligence they develop.

Without strong family engagement and a household culture that teaches life skills, children may have a good education but struggle on a social level. They may also have trouble meshing their school-based education with the life-based education they need to handle things like bills, chores, and related activities.

The Value of Family Engagement and Education

When there is strong family engagement in a child’s education, their life skills, and household culture mix with the opportunities and information they get at school. Parents and other family members who encourage education help their children flourish, explore their world, and learn about the things that interest them the most.

When a family shows children that both formal education and life skills are valuable for the future, children grow up understanding that there are many facets to education and experience. These children also learn that their emotional and social intelligence is just as important as their IQ and that traits like empathy and compassion are extremely valuable.

An engaged family is one that works together and develops a household culture around all the ways they can help their children excel. They show how trust and care help people bond and teach their children that everyone is capable of being kind to others and the world around them. Children who learn those traits will take them into the world for others to experience, as well.

 

___________________________________________________________________________________

El valor de la participación de los padres en la educación infantil

Los niños necesitan una buena educación para que puedan aprender sobre el mundo y su lugar en él. A medida que crezcan, también necesitarán importantes habilidades para la vida. La cultura del hogar en la que crecen juega un papel importante en los tipos de habilidades que aprenden, así como en la construcción de relaciones y el compromiso familiar que experimentan.

Las habilidades para la vida se enseñan principalmente en el hogar

Si bien hay muchas cosas que los niños aprenden como parte de su educación formal, las habilidades para la vida son principalmente algo que aprenden y practican en casa. La confianza, la escucha, la empatía y la integridad provienen de la cultura familiar en la que crecen. Esa cultura da forma a su autoconciencia, así como a la inteligencia social y emocional que desarrollan.

Sin un fuerte compromiso familiar y una cultura familiar que enseñe habilidades para la vida, los niños pueden tener una buena educación pero tener dificultades a nivel social. También pueden tener problemas para combinar su educación basada en la escuela con la educación basada en la vida que necesitan para manejar cosas como facturas, tareas y actividades relacionadas.

El valor de la participación y la educación familiar

Cuando hay un fuerte compromiso familiar en la educación de un niño, sus habilidades para la vida y la cultura del hogar se mezclan con las oportunidades y la información que reciben en la escuela. Los padres y otros miembros de la familia que fomentan la educación ayudan a sus hijos a prosperar, explorar su mundo y aprender sobre las cosas que más les interesan.

Cuando una familia les muestra a los niños que tanto la educación formal como las habilidades para la vida son valiosas para el futuro, los niños crecen entendiendo que la educación y la experiencia tienen muchas facetas. Estos niños también aprenden que su inteligencia emocional y social es tan importante como su coeficiente intelectual, y que rasgos como la empatía y la compasión son extremadamente valiosos.

Una familia comprometida es aquella que trabaja unida y desarrolla una cultura familiar en torno a todas las formas en que pueden ayudar a sus hijos a sobresalir. Muestran cómo la confianza y el cuidado ayudan a las personas a vincularse y enseñan a sus hijos que todos son capaces de ser amables con los demás y con el mundo que los rodea. Los niños que aprendan esos rasgos los llevarán al mundo para que otros también los experimenten.